Baila con tu vulnerabilidad, muévete en la incomodidad… Crea fortaleza mental #forlawyers

“Trae tu futuro a tu presente” … Me gustaría, quisiera…. Se tú mismo ¡¡¡ Ahora ¡¡

Repensar el futuro, Recrear el pasado, tan fácil y tan difícil.

Proclamar lo que quisiéramos. Reclamar lo que no ha sido, tan fácil y tan difícil.

Tan difícil y tan fácil como hacer trascendente cada momento del presente:

  • valorando tu tiempo,
  • canalizando tu energía, y
  • sintiéndote bien contigo mismo.

Estas tres estrategias, junto con diez prácticas que las desarrollan sostienen la ponencia que sobre conciliación profesional y personal tuve el placer de impartir en el pasado Congreso de la Abogacía Española, y cuyo trasfondo no era sino poner en valor la capacidad que cada uno de nosotros tenemos de conciliar nuestra vida creando ‘nuestro propio estilo de vida’.

Los abogados desarrollamos una profesión de alta exigencia técnica, relacional y personal, aderezada de otros componentes como son la intangibilidad del servicio que prestamos, los horarios interminables y la incertidumbre de resultado, añadiéndose la inmersión en la transformación digital. Todo lo anterior nos lleva a una situación de estrés permanente, de desmotivación en muchas ocasiones y de sensación de vacío en nuestras vidas por no poder dedicarnos a nosotros mismos ni a nuestras familias en la medida que quisiéramos.

Lo que acabo de exponer es una realidad indiscutible, pero queda de cuenta de cada uno si queremos seguir pensando que crear nuestro propio estilo de vida es un imposible. Mantente en tu pensamiento si lo crees conveniente, pero antes, no dejes de pensar en cómo te sentirás mañana.

Cada vez que tengas que tomar una decisión, hazlo, pero piensa cómo esa decisión te hará sentir no hoy, sino mañana

Cada vez que tengas que tomar un decisión, permítete experimentar emociones fuertes, pero eso sí, reconoce también cuándo debes evitarlas para continuar con tu dinámica profesional y personal diaria. Baila con tu vulnerabilidad, muévete en la incomodidad… Trabaja tu fortaleza mental, aunque te sientas vulnerable

Crear fortaleza mental es una transversal a las tres estrategias que refería en el inicio de este artículo, y la clave para crear nuestro deseado propio estilo de vida conducente al bienestar profesional y personal.

– ¿Cómo podemos conseguir los abogados esa fortaleza mental para abordar el día a día de nuestra profesión en condiciones saludables y de bienestar, y que aquella, además, lidie con las responsabilidades personales y familiares con plena satisfacción?

La respuesta es absoluta: entrenando nuestra mente.

La primera y más básica cuestión que debemos tener en consideración es que para obtener la fortaleza mental ‘óptima’ debemos abordarla desde una concepción `holística` -visión global- esto es, requiere la interdependencia del

  • esfuerzo físico,
  • intelectual,
  • emocional y

Entrenarnos ‘como personas’ en los distintos ámbitos nos permite estar en plenas facultades ‘como profesionales’, cada día tendremos más energía, más empuje, y seremos más sabios.

Propuesta práctica l Entrenamiento ‘Al día’:

  • Plantéate al día 3 micro-objetivos personales.
  • Plantéate al día 3 micro-objetivos profesionales.

¿Qué características deben tener estos objetivos?

Objetivos pequeñitos, pero eso sí, escalables en sí mismos.

El sumatorio de 3 + 3, un total de 6 micro-objetivos, debe contener los distintos esfuerzos físico, intelectual, emocional y espiritual. La mayoría de las veces todos ellos están interconectados sin que seamos conscientes de ello, no obstante desglósalos en cada acción que te plantees para conseguir el micro-objetivo e intenta, en la totalidad del día, haber abordado los 4 aspectos de trabajo.

Un elemento fundamental para obtener fortaleza mental es la Autodisciplina.  Y esta hay que trabajarla de manera consciente y, lógicamente, constante. Seguro que al leer estas líneas más de uno pensaremos: ‘yo soy muy disciplinado’. Pues bien, lo seamos o no lo seamos debemos seguir trabajándola.

Los entrenamientos tanto físicos como mentales gozan de dos elementos esenciales comunes: la práctica y la repetición.  No todo lo que hacemos cuando entrenamos nos gusta o agrada, pero la suma de las prácticas que con más habilidad y satisfacción hacemos, con aquellas otras que nos gusta menos, nos conduce a lograr el reto planteado, y a ocupar nuestra posición de ‘expertos’.

Propuesta práctica l Entrenamiento ‘Me gusta, No me gusta’:

En la propuesta práctica anterior hemos pensado ‘al día’ tres micro-objetivos personales y tres profesionales, y las acciones para conseguirlos. Pues bien, a esto les vamos a añadir una técnica que nos permita trabajar de manera consciente la autodisciplina:

1º.- Respecto de las acciones que nos hemos plantado, piensa si alguna de ellas no te gusta hacerla. Si todas te gustan, piensa un poco más y busca una acción que te permita conseguir el micro-objetivo, pero que no te guste hacer de ninguna de las maneras.  Por ejemplo:

Mi microobjetivo es dedicar media hora al día a alguna práctica deportiva.

  • Pero me gusta que sea un deporte social: ciclismo, en grupo y a final del día.
  • No me gusta el deporte individual: running, individual, a primera hora de la mañana.

Ya lo tenemos, comenzaremos a crear fortaleza mental a través de la autodisciplina, si somos capaces todos los días de mantenernos durante, por ejemplo tres meses, practicando running, individual y a primera hora de la mañana. Después, tras superar este reto, cuando vayamos a practicar ciclismo en grupo a final de la tarde, nos parecerá un paseo encantador, porque es la práctica que queremos, de la manera en la que queremos hacerla, y a la hora que queremos.

Las múltiples propuestas de prácticas y hábitos saludables que nos permitirán ir adquiriendo fortaleza mental van acompañadas del ingrediente base y no tan deseado de todo entrenamiento: ‘el esfuerzo’

¿Cuántas veces nos hemos sentido realmente motivados para afrontar nuevos aprendizajes, nuevos casos y dispuestos a romper barreras en el ejercicio de nuestra profesión? ¿Cuántas veces hemos comenzado hábitos saludables y de bienestar para sentirnos realmente bien?… Muchas, algunas, pocas… pero en cualquiera de ellas el primer día es explosivo, el segundo día seguimos on fire, y el tercero y el cuarto… y comenzamos a desintensificar las prácticas y a abandonar otras… ¿Qué ha sucedido? ¿El planing no era el adecuado? ¿La ficción ha sido superada por la ‘cruda’ realidad?… Excusas, justificaciones… ¿Te has planteado que, tal vez, la cuestión esté en tu mente? ¿Te has planteado alguna vez que previamente debes tener tu mente preparada? ¿Te has planteado en alguna ocasión que tu mente es entrenable? ¿Te has planteado que al igual que fortaleces tu cuerpo debes fortalecer tu mente?

No te permitas el lujo de que la oportunidad de crear tu propio estilo de vida decaiga… ¿Qué hay en tu mente cuando te enfrentas a tus propios retos?… Este es uno de ellos. El más importante, quizás.

¿Qué te dices a ti mismo cuando abres los ojos -Isra García-?

… ¿Cómo me levanto hoy? ¿Cómo me voy a la cama?

Crear tu propio estilo de vida es tu propósito, es algo por lo que merece la pena esforzarse:

  • Realiza una adecuada práctica deportiva. Aliméntate saludablemente.
  • Desecha excusas y autolimitaciones. Logra algo cada día.
  • Trabaja efectivamente. Crea procesos.
  • Date silencio a ti mismo. Controla tu quietud

– Finalmente, ¿qué beneficios tangibles nos reporta la codiciada fortaleza mental que nos permitan sentirnos bien con nosotros mismos en nuestro ámbito profesional y personal, y que además éstos se retroalimenten mutuamente?

Contar con un estilo  de vida –marcado por un programa de prácticas y hábitos saludables- proveniente de un balance positivo entre la vida profesional y la personal nos permitirá gestionar adecuadamente las tensiones propias de la profesión, lo que se traducirá en términos de mayor productividad y satisfacción para el cliente –consecuentemente una más alta rentabilidad-, y en una mayor satisfacción y confort para ‘nuestras’ personas, y para nosotros mismos, retroalimentándose sucesivamente el ciclo en sí mismo.

“Lo verdaderamente importante es usar nuestro tiempo en hacer cosas que realmente sean importantes para nosotros mismos.”

Ese es el ‘truco’ para crear ‘tu propio estilo de vida’.

 

Cristina M Ruiz · Consultora en Creatividad Innovadora #forlawyers · Abogada

 

Esta entrada ha sido publicada por el Consejo General de la Abogacía Española en su blog ‘Gestión y Coaching’, también puedes acceder a este artículo a través este enlace ‘Blog Gestión y Coaching’ del CGAE . Por otro lado,  allí encontrarás más artículos que yo misma he escrito, y los de otros compañeros que nos enriquecen constantemente con sus aportaciones.

Si quieres ir recibiendo cómodamente en tu correo los artículos que voy publicando, suscríbete a mi blog.

Ya me lo cuentas ¡¡¡

Cristina M. Ruiz Pérez

Consultora en Creatividad Innovadora # forlawyers

U&C ABOGADOS · Socia directora


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s